¿Qué diferencia hay entre un zumo y un néctar de frutas?

Muchas veces elegimos lo que compramos por la foto del envase o por el color del producto, sin pararnos a mirar realmente el etiquetado de estos productos y qué es lo que compramos realmente.
Un ejemplo muy claro suelen ser los zumos de frutas. Tenemos que diferenciar entre los zumos de frutas 100% exprimidos, en los cuales el zumo de la fruta sufre un tratamiento térmico para mejorar su conservación, perdiendo aquí una gran cantidad de propiedades (vitaminas, etc.); los zumos a partir de concentrado de frutas, a los que se les añade agua para su regeneración, y los néctares de frutas, cuya composición es 50% zumo de frutas + 40% agua + 10% azúcar añadido.
A parte de los zumos, tenemos otro tipo de bebidas los cuales “presumen” de llevar zumo en su composición, como los refrescos de naranja o limón, que en el mejor de los casos llevan un 6% de zumo, o las bebidas energéticas que básicamente se componen de agua y azúcar.

Os dejamos un video explicativo de la OCU donde muestran la realidad de estos productos.

“>

Por todas estas cosas es importante leer bien las etiquetas de los alimentos y productos que compramos.

¡Un saludo dietético!

Comentarios