El periódico “El País” publicó el pasado domingo un interesantes artículo sobre la obsesión que hay actualmente por la comida.
Existen cientos de páginas por internet que te hablan de súper alimentos y a lo largo del día vemos varios anuncios de televisión que muestran productos preparados sanísimos…
Es de esto de donde tenemos que huir: evitar los productos procesados, las comidas rápidas, la bollería… productos que nos aportan una cantidad elevada de grasas saturadas y de azúcares que nuestro organismo no necesita.

No necesitamos comer “superalimentos” para estar bien, simplemente seguir una alimentación sana y equilibrada y con alimentos lo más naturales posibles. Aunque nuestro ritmo de vida haya cambiado, tenemos que volver a las costumbres de años atrás: comidas caseras, con un mayor consumo de legumbres, frutas y verduras.
Y, sobretodo, si se padece alguna enfermedad relacionada con la alimentación, como pueda ser obesidad, diabetes, etc. ponerse en manos de un profesional de la nutrición, no fiarse de todo lo que se publica por internet o aparece en televisión.

A modo de resumen de este genial artículo, me quedo con la frase del nutricionista Juan Revenga:
“Hay mucha información, a veces contradictoria, y esto genera confusión”, coincide el nutricionista Juan Revenga. “La ciencia avanza y lo que ayer era bueno ya no lo es; además los intereses comerciales condicionan los reclamos; los medios a veces desinforman, y, no lo neguemos, los consumidores compramos los mensajes que queremos oír”.

Espero que disfruteis del artículo:
http://elpais.com/elpais/2017/05/12/ciencia/1494615746_938937.html

¡Un saludo dietético!

Comentarios