La dieta para un corredor es fundamental durante  todo el tiempo pero se vuelve esencial en los días previos a la competición.

Los tres días anteriores a la prueba son claves en el rendimiento del deportista; esos días conviene que la dieta sea rica en carbohidratos de absorción lenta y pobre en grasa y fibras que puedan aumentar la motilidad gastrointestinal y producir diarreas.

Es muy importante respetar la distribución de las comidas repartiéndolas en al menos cinco tomas , intentando respetar unos horarios y no dejando pasar más de tres horas entre toma y toma.

La comida siempre debe hacerse unas tres horas antes del entrene o prueba para asegurarse el vaciado gástrico y conseguir unos niveles de glucosa y glucógeno  óptimos.

Las comidas deben incluir una buena cantidad de arroz o pasta evitando que sean integrales, pueden ir acompañados de una ración proteica de pescado siempre blanco o carne blanca ( 150 gr) o 2 huevos y esta a su vez acompañada de patatas asadas o al vapor o hervidas o batata o boniato.

Tomar pan blanco en lugar de integral.

Tomar a su vez una ración de frutos secos ( un puñado)

Las frutas en forma de zumos naturales ( 1 vaso aprox.)

Tomar de postre un lácteo tipo yogurt natural o requesón .Hidratarse de manera correcta a lo largo de toda la jornada , evitando grandes cantidades de agua de una sola toma.

No dudes si necesitas información o tienes dudas ponerte en manso de especialistas que te aconsejarán cúal debe ser la mejor pauta para tí dieta

 

 

Comentarios