A diario estamos viendo en la televisión anuncios publicitarios que pretender llamar la atención de nuestros niños.
Y lo hacen en horario infantil, mientras se están emitiendo dibujos animados o series infantiles, captando la atención de los más pequeños mediante sus personajes de ficción favoritos, regalos, etc.

Hace unos días, la OCU exigía que una normativa que impida la emisión de estos anuncios publicitarios dirigidos a los niños de productos cuyo perfil nutricional no sea el adecuado.

https://www.ocu.org/alimentacion/comer-bien/informe/publicidad-infantil

Muchos de estos productos son los que suelen tomar la mayoría de los niños a diario, como los cereales de desayuno, “cacao” en polvo, galletas, bollería, chocolatinas o productos lácteos, entre otros, productos ricos en grasas saturadas (incluyendo en aceite de palma), azúcar y/o sal. De ahí la importancia que leamos el etiquetado de los alimentos que compramos y consumimos y no nos dejemos embaucar por el marketing publicitario que nos bombardea continuamente.

¡Un saludo dietético!

Comentarios