Continuamente en los supermercados y en la televisión nos están “vendiendo” como saludables alimentos que realmente no lo son tanto. El marketing se encarga de ponerle etiquetas a estos productos como “light”, “bio”, etc. o incluir en su envasado frases como “cuida tu línea”, pero ¿realmente sabemos lo que estamos comprando?

Una vez más hacemos hincapié en la importancia de leer los etiquetados de los alimentos y que los alimentos cuando más naturales y menos procesados, mejor.

En este genial artículo de la nutricionista Lucía Martínez para el periódico “El País” nos muestran cuatro ejemplos de estos tipos de alimentos “falsos saludables”:
http://elpais.com/elpais/2017/03/01/ciencia/1488369759_960687.html

Un saludo dietético!

Comentarios